ILONA ROSVAENGE
Introductora del Linfodrenaje Manual Vodder en España
www.ilonarosvaenge.com

 

 

ILONA ROSVAENGE se ha retirado de su profesión con 88 años de edad.
Vive de "Pensionista", pero es activa en escribir sus memorias y sube algunos de sus videos a YouTube para que queden visibles los gestos adecuados para promover un correcto DRENAJE DE LA LINFA, tal como lo enseño el maestro Emil Vodder.
Ilona ha certificado algunos profesores para sustituirla en la enseñanza de su LDMV -
pero exige de ellos los encuentros y Reciclajes con ELLA para recordar el origen de las manipulaciones - sus gestos - sus presiones y sus diversas aplicaciones.
introducir con ello el sentido y pensamiento verdadero que originó Vodder con su invento, PARTICIPANDOLO a SUS PROFESORES por el mundo con un debido CERTIFICADO para su correcto seguimiento.
Lucharemos contra el fraude y la utilización del nombre "VODDER".
No tienen culpa los alumnos de estar engañados en su aprendizaje falso y por su dinero pagado.
Es posible, que después de tantos años - hoy día y con los nuevos descubrimientos sobre el Sistema Linfático, se puede y se debe utilizar otro gesto - nuevos movimientos en un nuevo sentido y aplicación - estoy de acuerdo: PERO EL LDMV (LINFODRENAJE MANUAL VODDER) ES ÚNICO!
No perjudica a nadie - por que la idea es: Mantener vivo y sano el cuerpo humano ayudándole en su camino de la edad - una sensación de BIENESTAR Y FELICIDAD.
Ver: Blog de ILONA ROSVAENGE

La NECESIDAD del LINFODRENAJE MANUAL de VODDER en la ACTUALIDAD

Acción principal con el LDM de Vodder

El método de drenaje de la linfa representa por su acción en profundidad, un proceso universal de regeneración, tanto por la estimulación de la capacidad de producción del tejido linfático cómo por el reconocimiento y protección del ADN que organiza, regula y armoniza toda manifestación de la vida, manteniendo también las estructuras genéticas. Dr. Phil Emil Vodder.

¿Qué es en realidad la LINFA?

La linfa deriva de la matriz extracelular, y por tanto tiene en un principio la misma composición que el líquido extracelular en cada tejido.
Se desarrolla a partir del mesodermo, capa media del tejido embrionario.

El SISTEMA LINFÁTICO forma su propia circulación en el tejido conjuntivo, independientemente de las arterias y las venas.
Representa una vía accesoria muy importante por la que el líquido puede fluir desde los espacios intersticiales de retorno de baja presión, dotado de colectores que permiten el flujo desde la periferia hacia el centro, desaguando en los colectores venosos.

La mayor parte del líquido que se filtra de los capilares arteriales fluye a través de las células y después es reabsorbido por los capilares venosos.
Sin embargo un 10% del líquido extracelular es reabsorbido por los extremos de
los capilares linfáticos.

Casi todos los tejidos del cuerpo tienen canales linfáticos que drenan el exceso de fluido extracelular. Su contenido es de un líquido claro alcalino, transparente o amarillo pálido si está lleno de grasas y lleva proteínas y células linfocitarias.
Son los capilares linfáticos que pueden llevarse proteínas y macromoléculas de los espacios extracelulares – cosa, que no pueden absorberse los capilares sanguíneos y esto es debido a la especial estructura de los capilares linfáticos.

Pero, si se acumula líquido en los tejidos por encima de la capacidad de drenaje de los vasos linfáticos, se produce una hinchazón en el tejido con consecuente acúmulo de detritos celulares formando una CARGA LINFÁTICA que compone la linfa tóxica con cantidades de macromoléculas y sustancias proteicas, microorganismos, motas de polvo y otros diversos.
El SISTEMA LINFÁTICO está constituido por una rica red capilar distribuida por la mayor parte del organismo, de la que surgen los vasos y colectores linfáticos. Estos vasos valvulados – los angiones-, encuentran en su trayecto GANGLIOS LINFÁTICOS intercalados donde se produce la filtración de agentes patológicos y la respuesta inmune:
La presentación de los antígenos por las células macrofágicas de los senos, la activación de las células foliculares:
( Producción de células B – memoria – y activación de linfocitos T – timo -).

La disposición valvular de los vasos mantiene la dirección del flujo y evita el retroceso del líquido.Los grupos ganglionares forman diversos escalones en las vías de drenaje hacia los colectores terminales.
Estos son el “CONDUCTO TORÁCICO” y la gran vena linfática, formándose el cayado de desembocadura que conecta con el plexo linfático perisubclavio – yugular -.

El CONDUCTO TORÁCICO recoge practicamente la totalidad de la linfa del cuerpo humano.En el transcurso de 24 horas, la cantidad de linfa nutriente que en condiciones normales atraviesa el conducto torácico, es de alrededor de 2 litros.

El SISTEMA LINFÁTICO vuelve a transportar del intersticio al torrente sanguíneo,
100 gr. de proteínas plasmáticas por día.

CONCLUSIÓN:
El sistema linfático tiene la función de reabsorber, evacuar y devolver a la circulación sanguínea aquellos cuerpos proteícos y proteínas plasmáticas que continuamente están abandonando los capilares sanguíneos.
La cantidad y la calidad de la linfa depende de la circulación sanguínea – de la respiración – de la digestión – de la respuesta inmunitaria y del estado neurológico.
En aquellos órganos que siempre permanecen activos, tales como el corazón, pulmón e hígado, continuamente se está produciendo linfa.

En recuerdo a mi maestro de DINAMARCA - al creador de la técnica del LINFODRENAJE MANUAL (LDMV) Prof.Emil Vodder, Doctor en Filosofía, Gran matemático y físico, Científico en LINFOLOGIA mundialmente conocido – permítanme citar aquí algunas de sus propias palabras pronunciadas en uno de los muchos congresos europeos en los que tuve el gusto de asistir durante los años 1957-1984.

"Me he dado cuenta de manera intuitiva de una nueva concepción sistémica de la linfa en el organismo. Para poder ejercer una acción adecuada sobre el desplazamiento de los líquidos corporales, he puesto apunto una técnica particular basada en movimientos rítmicos en los que nuestros gestos se ejecutan en forma circular y espiral sobre el tejido, como si una bomba enviase y devolviese los líquidos corporales"

Necesario sería el LDMV en la REHABILITACIÓN – postquirúrgica o traumatológica -.
Como Terapia de elección.
Como Terapia alternativa.
Como Terapia complementaria o de apoyo, junto a otros procedimientos médicos debido a sus diversas ACCIONES:
Sedante del dolor – Tranquilizante SNV – Purificante – Desedematizante – Inmunodefensivo – Regenerante – Regulador del tono muscular y vascular.

Recordemos que la circulación venosa y linfática forma parte de un todo dentro de la unidad microcirculatoria, constituida por una arteriola y una pequeña vénula, ligadas entre sí por la red capilar, pero también por la arteria preferencial y las ramificaciones arteriovenosas.

Los capilares linfáticos se originan aquí en dedos de guante y drenan los líquidos de los tejidos intersticiales.
La circulación intersticial es muy importante para los metabolismos de las células y es en ese “terreno” dónde actua el Linfodrenaje Manual (LDMV), creado por el Dr.Emil Vodder en 1932 en Copenhague.

Los fenómenos patológicos existentes en el tejido conjuntivo (T.C.), tranformándolo general o localmente, siempre llevan complicaciones, tanto físicas como psicológicas.
Éstas deben ser tratadas por los especialistas en Linfoterapia.

La técnica de LDMV es esencial para desbloquear los canales intersticiales obstruidos, facilitando el necesario paso capilar-celular y viceversa, movilizando los flujos, en sentido del drenaje natural de la linfa.

La cavidad capilar, la cavidad intersticial y la cavidad linfática conexionan entre sí.
Por su parte, los vasos linfáticos drenan la cavidad intersticial entre célula y T.C. laxo.
Transportan células linfáticas y también líquido tisular con las substancias diluidas en él (proteínas válidas) y las devuelven a la sangre.
Una obstrucción en la corriente linfática causaría un linfedema.

Para tratar a los afectados, existen protocolos muy rigurosos, con el LDMV, asociando siempre alimentación, fármacos – si se precisan- y medios fisioterapeúticos.
Todo ello, bajo la dirección de un médico capacitado para ordenar el tratamiento y sus modalidades, teniendo en cuenta el tipo de enfermedad y el estado general del paciente.

Antes de emprender un tratamiento tan completo, es necesario mentalizar al paciente,
para que éste muestre la voluntad de curarse y colabore en la regularidad del seguimiento, según su frecuencia requerida individualmente.

El LDMV se diferencia de cualquier masaje o acción combinada por su estudio exclusivamente linfológico.
Emplea maniobras adaptadas al cuerpo, muy ágiles y diversas, con rigurosa presión en la dirección de los vasos linfáticos en un ritmo intermitente.

La páctica repetida del LDMV disminuye el estrés y el dolor, lo cual ayuda a la liberación de la tensión muscular, que a la vez estimula la vascularización y, sobre todo, la circulación linfática, eliminando eventuales bloqueos y éstasis con cargas nocivas o tóxicas causantes de inflamaciones e hinchazones.

En resumen, el LDMV moviliza el flujo linfático, efectuando una acción drenante de la linfa.

El linfodrenaje manual es un importante tratamiento pro-salud y una terapia muy eficaz, recomendada para prevenir la enfermedad, mantener y estimular la regeneración, la desintoxicación, el rejuvenecimiento y el equilibrio del sistema nervioso.

El drenaje de la linfa depende exclusivamente de la mano y debe ser ejercido en tratamientos por un especialista en linfoterapia autorizado debidamente.
Es muy recomendado para el bienestar general y para el manteninmiento de la buena salud.

ILONA ROSVAENGE
VODDER CENTER SPAIN
www.ilonarosvaenge.com
irosvaenge@vodder.com